sábado, 17 de abril de 2010

Escuela y Sociedad

VÍNCULO ESCUELA SOCIEDAD
I – PRESENTACIÓN. El poder en la modernidad: el control de los cuerpos.
En el último cuarto del siglo XIX se consolidan los estados nacionales tanto en Europa como en América. Consolidación dirigida por la pujante burguesía industrial europea y norteamericana y la exportadora de los países latinoamericanos, asociadas entre sí evidentemente. Uno de los factores que coadyuvó a esa consolidación fue la aparición de los sistemas educativos nacionales, dada la necesidad básica de la formación del ciudadano integrado -“civilizado”- a medida que se expandía la idea del voto universal y del trabajador disciplinado, es decir a medida que se consolidaba la economía industrial y la forma republicana de vida política.
En esa etapa de la modernidad comienza la preocupación por los cuerpos, su salud, higiene y fortaleza física, asociada a una nueva economía que necesita que los cuerpos sean económicos, productivos, consumidores. Este es el gran período del disciplinamiento, magníficamente tratado por Foucault en Francia y José Pedro Barrán en Uruguay.
Foucault, Michel: Opina que el poder disciplina a través del cuerpo y no solo a través de la ideología. Es en la capacidad de dominar los cuerpos donde se define la fortaleza del poder. El poder atraviesa los cuerpos, desde ahí se construye el disciplinamiento, no en la ideología (esto es seguir pensando que el ser es puramente racional y domina desde ese lugar al cuerpo) y lo más importante es que con ese dominio sobre el cuerpo se ayuda a definir la propia identidad del sujeto.
“El dominio, la conciencia de su cuerpo no ha podido ser adquiridos más que por el efecto de la ocupación del cuerpo por el poder: la gimnasia, los ejercicios de desarrollo muscular, la desnudes, la exaltación del cuerpo bello… todo está en la línea que conduce al deseo del propio cuerpo mediante un trabajo insistente, obstinado, meticuloso que el poder ha ejercido sobre el cuerpo de los niños, de los soldados, sobre el cuerpo sano...” (1979). Microfísica del poder. La piqueta. Madrid (104).
José Pedro Barrán, en su Historia de la sensibilidad en el Uruguay (1994). Tomo 2 El disciplinamiento (1860-1920), nos dice:
“La salud fue equiparada con el poder sobre el cuerpo, es decir, con el cuerpo al servicio de una vida laboriosa y larga y no de sí mismo. El mal era la debilidad física, campo propicio para la enfermedad, definida como un “empobrecimiento” de la sangre y los órganos más que como un funcionamiento atípico. Esta ética no juzgaba el cuerpo desde el cuerpo sino desde afuera, como lo que se podía lograr de él para fines que no eran estrictamente los de sus gozos”. (50)
J.P. Varela : (haciendo suyas las palabras de un tal Mr. S.W. Mason, director de una de las escuelas superiores de Boston). Defiende la inclusión de los “Ejercicios Físicos” aunque la acepta con fines recreativos, igualmente está asociada al disciplinamiento del cuerpo y la base racionalista positivista de la teoría de la época: “Cada posición, propiamente tomada, aumenta la influencia de la voluntad para mover el músculo deseado: el músculo se vigoriza y la voluntad se robustece: así todos los movimientos deben ser simétricos, uniformes, precisos: el mover simplemente los miembros no constituye un ejercicio gimnástico” (tomo I: 307) “Guíese al niño por la senda que él seguiría, y cuando sea viejo no se separará de ella. Siendo tal la fuerza del hábito debemos adoptar aquellos métodos de pararse y sentarse que aseguren a nuestros discípulos la elegancia en las maneras, la gracias y la dignidad en el porte, combinados con el mejor desarrollo físico” (309)
Esta visión de la sociedad y del niño fue la gestora de la pedagogía-didáctica trasmisora, frontal o bancaria como la llamaba Paulo Freire.
II – LA PEDAGOGÍA
1 - VISIÓN ENCANTADA DE LA EDUCACIÓN:
Ese sistema educativo creado en el transcurso del siglo XIX se cimentó en el imaginario colectivo con la idea de que la Educación era el camino del ascenso social para los individuos y del progreso social y económico para la sociedad. Esa idea se definió como la “visión encantada de la educación” y perduró sin contradicciones hasta la mitad del XX,
En ese origen el sistema educativo tuvo dos grandes cometidos desde el punto de vista social: educar al ciudadano para superar la barbarie, situación necesaria para el desarrollo de la nueva sociedad del orden burgués. Además y este es el segundo punto, porque se debía incluir socialmente a las nuevas generaciones de humildes inmigrantes que llegaban a América desde fines del siglo XIX y comienzos del XX.
Por supuesto que estos objetivos se planteaban en un formato de ideas “científicas” –las del positivismo- donde se da importancia al papel de la educación. Veamos someramente dos grandes autores que incidieron en ese período.
Spencer: Educación sustituye el proceso de ósmosis.
Durkheim: la educación debe cumplir dos funciones esenciales: desarrollar al máximo las capacidades innatas de cada uno para el cumplimiento de su función (era una selectora natural y neutral y esta es una de las ideas centrales del rol de la educación hasta el día de hoy) y por otro lado educar en la moral (las leyes del funcionamiento social). La pedagogía era transmisora de los conocimientos para el trabajo y de las normas morales para la integración social. Había que vencer las tendencias naturales a lo incivilizado y construir al ser civilizado, dominar al cuerpo mediante el desarrollo de la razón.
Esta es la pedagogía frontal, transmisiva o bancaria.
Las personas están al servicio de la sociedad que es la verdad científica. Así comenzó el siglo XX, pero se produce un hecho fundamental para la pedagogía escolar: el descubrimiento del niño.
El descubrimiento del niño (la psicología de principios de siglo XX)
Junto al desarrollo de la democracia liberal de la primera mitad del siglo XX, el crecimiento de las clases medias, el avance de las disciplinas sociales y humanas, se produce eso que se ha llamado “el descubrimiento del niño”. La niñez es una edad en sí misma. El niño ya no es el adulto incompleto.
Dewey : Escuela nueva. Todavía participa de la visión encantada de la sociedad en el sentido que la escuela permite el desarrollo y el ascenso de las personas según sus capacidades. El pragmatismo, como filosofía, no acepta el esencialismo de las escuelas racionalistas (es decir los a priori) y considera que es en la actividad, la acción donde se construye la vida. La escuela es una preparación para la vida, por lo que había que ayudar al niño a interesarse por las cosas, a descubrir por sí mismo el saber básico, resolver problemas, pues así es la vida. El docente es un facilitador y la educación debe girar en torno al niño, verdadero artesano de su propio saber mediante la actividad y el juego experimental. El saber se valida en la práctica humana, controlando la incertidumbre que nos rodea y se aprende en la práctica, de ahí el docente facilitador. Hay cierto vínculo de la verdad con lo útil, pero no se identifican totalmente.
La esencia de lo social es el trabajo manual por lo que la actividad escolar debe girar en torno a las actividades manuales, y la educación física es importante para desarrollar en el niño la capacidad laboral y manual que es su principal forma de aprendizaje, pero más importante es el juego experimental. La educación es un proceso y no un producto (proceso de ida y vuelta entre la situación y su experiencia y el pensamiento reflexivo)
Otros educadores: Decroly (belga), Montesori (italiana), Jean Piaget (suizo)
Con todos estos aportes se consolida en el siglo XX el llamado “del descubrimiento del niño”.
Talcott Parsons: la clase escolar como sistema social: prepara para la competencia en el mundo.
Pedagogía tecnicista
Asociada a la visión economicista neoliberal de la educación, predominante en la década de los 90 en adelante. Todo debe tender a la formación de los Recursos Humanos, intelectual, social y físicamente.
Se centra en el cálculo costo-beneficios, y en el concepto de calidad en tanto eficiencia y eficacia. Diseño por objetivos y evaluaciones puntuales: cada programa tiene objetivos generales y específicos y debe poder evaluarse el nivel de cumplimiento del mismo mediante procedimientos estandarizados.
Prepara para competir. La educación física era parte también de la preparación para competir
La educación física no tenía un papel importante que cumplir en este diseño, salvo su incidencia en tema salud, pero no para el desarrollo pleno de la persona.
III - EL DESENCANTO DE LA EDUCACIÓN (1950)
Estudios de Halsey y Floud en Inglaterra; de Boudon en Francia: la escuela no cambia el destino de los más pobres.
Primer paso: Fhilips Coombs: La crisis mundial de la educación (1968, informe de la UNESCO):
La educación no es una selectora neutral, sino intencionada a favor de la reproducción de la estratificación de la sociedad capitalista. Todo lo que sucede en la escuela es intencionalmente reproductivista. Visión ideologizada y típica del período de la guerra fría.
a) Teorías críticas:
Althusser, Louis: papel reproductor del sistema educativo. Aparatos Ideológicos del Estado. No tenía otra posibilidad, había que cambiar la sociedad para que la escuela cumpliera un papel progresista.
Baudelot y Establet: Escuela dual.
Bowles y Gintis: Preparación para el mundo del trabajo capitalista.
Bourdieu, Pierre: La importancia del capital cultural y social.
Visión desencantada de la actividad de educar: qué estamos haciendo en la educación los docentes. Visión ideologizada.
Poco desarrollo de una teoría nueva en pedagogía y didáctica.
b) Teorías críticas no reproductivistas.
Michael Apple (teórico del currículo) y Henry Giroux

c) Filosofía de la emancipación

i. Escuela de Franckfurt: 2ª generación, Jürgen Habermas
La clave es ver la cultura vehiculizada en el lenguaje como un procedimiento de dominación ideológica. La emancipación es poder ver esa cultura, a través de la crítica del lenguaje como trasmisor de esos contenidos, ver la cultura como ideología de dominación.
Educación como práctica de la emancipación. Carr y Kemmis la Investigación Acción.
Concepto de sociedad y democracia: democracia basada en la interacción de los sujetos parlantes (con competencia lingüística).
La clave para la ciudadanía es la competencia lingüística. Para ello debe formar la escuela.
ii. La pedagogía de la liberación en América Latina
Paulo Freire: la pedagogía del oprimido. Su propuesta proviene de la alfabetización de adultos. El hombre primero experimenta la presencia de los objetos, los conoce y mediante la “concienciación” supone el paso a la crítica de esa realidad. Es una reflexión-acción sobre la realidad y por tanto un rehacer el mundo, pasa a ser sujeto de la historia.
El oprimido, sin este proceso de concienciación, se ve a sí mismo naturalmente como tal, sin cuestionárselo.
La educación es praxis, reflexión y acción del hombre sobre el mundo para transformarlo: es acción liberadora.
Es dialógica, parte del diálogo en relación horizontal entre los participantes.

iii. Filosofía de la liberación
Arturo Roig; Franz Hinkelammert; Enrique Dussel.
José Luis Rebellato y Yamandú Acosta.
Sujeto empírico, histórico, antropológico. No es la filosofía de la conciencia, epistemológica. Necesidad de vivir y reproducir las condiciones que hacen posible la vida, es decir la Naturaleza.

iv. Pedagogía de la rebeldía (resumen de las tres anteriores).
Para qué rebelarse: saber cuál es la otra vida posible.
Contra qué rebelarse: quienes mantienen este mundo de injusticia.
Cómo rebelarse: la democracia y la participación.


Desde un punto de vista más estrictamente pedagógico y didáctico hoy estamos en un punto diferente a lo que se pensaba hace cien años. Desde el punto de vista de los aprendizajes la teoría de mayor prédica es el cognitivismo. A comienzos del siglo XX la idea era educar a todos de igual forma para que solo se diferenciaran por sus talentos y virtudes, como dicen las constituciones liberales (ese era el concepto de igualdad de la época). A comienzos del siglo XXI el concepto de igualdad de derechos, porque estamos en un momento de defensa de la aplicación irrestricta de los Derechos Humanos, obliga a proporcionar a todos las mismas oportunidades por lo que deberán respetarse las diferencias de las que son portadores los niños y jóvenes y proporcionarle a todos las mismas posibilidades lo que significa diferenciar lo que se da a cada uno. Los DDHH señalan en forma definitiva que todos tienen derecho a su identidad y por tanto a ser diferentes, por lo que las pedagogías y didácticas, en cualquier campo de la actividad educativa deberán tener en cuenta las diferencias de los niños y adaptar las prácticas educativas a ellas. En la Educación Física creo que no debe ser diferente, pues si su objetivo más genérico es la salud, el disfrute pleno del cuerpo y la capacidad para integrarse y participar de la sociedad y cultura de su tiempo, hay que comenzar reconociendo que todos los niños son diferentes, aprenden de forma diferente y en tiempos diferentes. Toda la educación hoy en día debe respetar estas situaciones diferenciales, si queremos lograr igualdad de resultados.
Por eso la evaluación hoy en día, respetando las diferencias dichas, deberá ser de proceso más que de resultados estandarizados.

IV - EDUCACIÓN FÍSICA (Programa: 6. Área del conocimiento corporal)
Elementos constantes: Identidad-personalidad, socialización, creatividad, desarrollo emocional, motricidad, éticos. En suma: bio-psico-social. Es un saber a enseñar.
Desarrollo motriz, relacionamiento y vínculo; formar sujetos libres, críticos, reflexivos y autónomos. (236)
Superar la dicotomía mente-cuerpo (los sentimientos, emociones, pensamientos y acciones son también corporeidad). (237)
Sexualidad (238)
Salud. “estado completo de bienestar físico, mental, social y en armonía con el ambiente”. (238).
El juego: lo lúdico, impulso natural e instintivo en el ser humano; juego: parte social de ese impulso.
Actividades Expresivas: (Expresión corporal: superar mejor-peor, ganador-perdedor. Danza: etc. más cultura. Actividades circenses). Actividades acuáticas. Actividades en la naturaleza. Gimnasia. Deporte (saber a enseñar, similitud con lo social en general).

Falta: el concepto de solidaridad y el de derecho a la diferencia. Son conceptos que trascienden la igualdad y la cooperación (como dice el programa).
Comparar con siglo XIX.



Síntesis:
Desde el punto de vista de la enseñanza:
Período del disciplinamiento: pedagogía frontal, bancaria.
Desarrollo económico y democratización: descubrimiento del niño: escuela nueva.
Globalización: neoliberalismo: pedagogía tecnicista.
Guerra fría, bloquees, crítica al sistema: pedagogía crítica: reproductivistas y no reproductivistas.
Visión centrada en el sujeto: corrientes emancipadoras: los DDHH.

Desde el punto de vista de los aprendizajes:
Niño como hombre incompleto
El conductismo
El constructivismo
El congnitivismo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada